PartidosPolítica

¿Qué sigue para el PAN y el PRI?

¿Qué sigue para PAN y el PRI luego de las elecciones del pasado 2 de junio? Es la pregunta que militantes y simpatizantes se hacen.

Las crisis internas

Tanto el PAN como el PRI sufrieron una derrota histórica en las elecciones, ya que quedaron muy atrás en el número de votos. Los partidos perdieron la Presidencia de la República, un gran número de escaños en el Congreso de la Unión, gubernaturas y cargos estatales y municipales.

Aunque logró posicionarse como la segunda fuerza política del país, detrás de Morena, los resultados no fueron favorables para el PAN. En el Congreso, se consolidó como la segunda fuerza, pero disputa ese lugar con el Partido Verde en la Cámara de Diputados. A su vez, el PRI y Movimiento Ciudadano quedaron en tercer y cuarto lugar, respectivamente.

Podrías leer también: PAN, PRI y PRD ganarían solo 42 de 300 distritos federales

Además, la falta de conexión con la ciudadanía, antes, durante y después de las elecciones generaron un ambiente tenso y de descontento entre sus militantes.

Ahora, muchos, al interior de ambos partidos exigen la renovación de sus dirigencias y cambios profundos y drásticos. Es decir, que muchos creen que, de seguir en ese camino, en los próximos comicios podrían, incluso, perder su registro y terreno frente a Morena.

El expresidente Felipe Calderón cuestionó la presidencia de Marko Cortés en el PAN, acusándolo de inmovilismo y falta de liderazgo. Mientras que, el segundo, defiende su gestión y señaló al primero como parte del problema, así como el vínculo con Genaro García Luna.

En tanto, en el PRI, hay voces que quieren el fin de la gestión de Alejandro “Alito” Moreno. Sin embargo, él podría buscar seguir hasta el 2032. Al mismo tiempo, el priismo enfrenta una serie de desafíos en los últimos años, marcando un declive en su influencia política.

Bajo su dirigencia, el partido perdió un gran número de gubernaturas y espacios claves, debilitando más la posición del PRI en el panorama político mexicano. En 2023 perdió el Estado de México, históricamente un bastión priista.

Otra crítica es que, al final, los únicos que ganaron fueron ellos mismos, ya que se aseguraron un lugar como senador plurinominal en sus partidos. También, los miembros de los partidos piden que sean otros quienes le den otro rumbo a dichos partidos.

Por otro lado, desde meses atrás, ambos partidos están registrando renuncias de cuadros importantes y una disminución de la militancia.

Los que levantan la mano

Tras los desastrosos resultados, tanto el partido albiazul como el tricolor comenzarán sus respectivas internas para renovar la dirigencia. La renovación de la dirigencia se presenta como una oportunidad crucial para revitalizar al PAN y al PRI, y recuperar la confianza de los votantes.

PAN

Por ahora, hay cuatro cuadros que se están posicionando y que levantaron la mano para pelear por la dirigencia. Entre los aspirantes se encuentran:

  • Jorge Romero Herrera: Actual diputado federal (desde 2018), y exjefe delegacional de Benito Juárez (CDMX), exdiputado local en el Distrito Federal. Propone una revisión profunda de la estructura y funcionamiento del partido.
¿Qué sigue para el PAN y el PRI?
  • Kenia López Rabadán: Senadora y abogada mexicana, ya fue diputada local y federal
  • Damián Zepeda: Senador, exsecretario general del PAN y expresidente nacional. Es, además, uno de los principales críticos de la alianza con el PRI.

El Consejo Nacional del PAN propuso crear una comisión para analizar los resultados electorales y otra para organizar la elección del Comité Ejecutivo Nacional.

PRI

Todo parece indicar que “Alito” Moreno quiere extender su mandato al frente del partido tricolor. No obstante, su pretensión generó controversia al interior, donde varios ya se opusieron a esto.

Al menos 260 militantes (expresidentes del partido, 14 exgobernadores y excandidatos) firmaron un pronunciamiento donde exigen su destitución y el nombramiento de una dirigencia interina.

Los inconformes pidieron aplazar la próxima Asamblea Nacional del PRI y que no la organice la actual dirigencia, sino “cuadros con trayectoria, prestigio y reconocimiento”.

Noticias relacionadas