Arte y Cultura

Museo de Louvre en París podría reubicar a la Mona Lisa

El Museo del Louvre en París anunció que podría reubicar a la Mona Lisa, la obra maestra de Leonardo da Vinci que ha cautivado a millones durante siglos.

La decisión de moverla se debe a la necesidad de acomodar el creciente número de visitantes que visitan el museo para admirar el icónico retrato. Es decir, por las constantes quejas sobre la dificultad para ver la pintura debido a las multitudes; y, por la decepción de los turistas. Además, la sala actual donde se exhibe la obra, la Sala de los Estados, está quedando pequeña para el flujo de visitantes diarios.

Dicha situación es un problema constante para el museo desde hace años. Por lo tanto, propone un ambicioso proyecto para resolverlo.

La nueva ubicación sería una sala específica en el sótano del museo. El lugar se diseñaría para albergar a la Mona Lisa y ofrecer una experiencia más íntima y menos apresurada.

Asimismo, este espacio permitiría a los visitantes contemplar la pintura con mayor tranquilidad y desde una distancia adecuada. En otras palabras, sin las barreras visuales que actualmente impiden una apreciación plena.

La Mona Lisa no es solo una pintura; es un símbolo cultural y una pieza central en la historia del arte. La obra se pintó entre 1503 y 1506. Además, es famosa por su técnica del sfumato, que permite suavizar los contornos y crear una sensación de profundidad y realismo.

Mientras que la sonrisa ambigua de la figura y su mirada penetrante han sido objeto de fascinación y estudio durante generaciones.

Desde 2005, la también llamada «La Gioconda» ocupa el lugar de honor en el centro de la sala, protegida por una vitrina. No se trata de un cuadro pintado sobre lienzo, sino de una tabla de madera de álamo. Con el tiempo, ese soporte se ha deteriorado y fisurado. En consecuencia, debe conservarse en unas condiciones de temperatura y humedad sumamente estables, dentro de una vitrina climatizada.

La noticia ha generado opiniones divididas. Algunos aplauden la iniciativa por mejorar la accesibilidad y la conservación de la pintura. En contraparte, otros expresan preocupación por los posibles riesgos que implica mover una obra tan valiosa. Sin embargo, el Louvre asegura que se tomarán todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la Mona Lisa durante el traslado.

Noticias relacionadas