EstadosLifestyle

Las ciudades donde las personas dicen más groserías en México

Las groserías son una parte de la idiosincrasia de los mexicanos –no todos las dicen–; y, por ello, aquí te dejamos las ciudades en México donde más las dicen las personas, según una encuesta de Preply.

Cabe precisar que, aquellos que las dicen, muchos comenzaron a decirlas desde la niñez o adolescencia; otros, desde que ya son adultos. Algunos más las mantienen en su vocabulario y otros deciden no pronunciarlas más. También, quienes las expresan, la mayoría de las veces lo hacen en contextos donde sienten confianza.

Las edades que más malas palabras dicen van desde los 16 hasta los 44 años de edad. En promedio, los mexicanos utilizan alrededor de 7 groserías al día. Asimismo, los hombres suelen decir alrededor de 9 groserías al día, mientras que las mujeres dicen aproximadamente 6 al día.

Ciudades más malhabladas

Los datos de la encuesta revelan que las ciudades donde se dicen más “malas palabras” al día son Guadalajara, San Luis Potosí, Querétaro, Mexicali, Mérida, Aguascalientes, Ecatepec y León, con un promedio de 8 groserías al día.

Mientras que en Puebla, Saltillo, Tijuana, Monterrey y Culiacán dicen 7 groserías en promedio al día. Con 6, están Ciudad de México, Ciudad Juárez, Nezahualcóyotl y Cancún. Finalmente, con 5 groserías al día, Toluca y Hermosillo.

Las ciudades donde las personas dicen más groserías en México

¿Dónde se utilizan malas palabras?

El 44% de la población afirma que la mayoría de las groserías las dice al salir con amigos, que es donde sienten confianza para expresarse. En tanto, el 23% lo hace dentro de su hogar u un 22% en el auto mientras conducen en el tráfico.

En contraparte, el menor porcentaje está dentro del trabajo, con un 14%. Además, en este entorno, solo el 16% se expresa con groserías con sus colegas, sugiriendo una tendencia de comportamiento más profesional.

¿Frente a quiénes evitan decir malas palabras?

El estudio también muestra los grupos de personas entre los que los mexicanos suelen evitar decir groserías. En este rubro, el 82% prefiere abstenerse de decirlas frente a niños; mientras que el 81% evita decirlas frente a su jefe. Otro 76% frente a personas mayores como señal de respeto y un 67% ante desconocidos. Dentro de las familias tampoco es algo muy común puesto que solo el 25% afirma decir groserías con sus hermanos y 5% a sus padres.

¿A quiénes dirigen más malas palabras?

Por otro lado, el 44% de los mexicanos dirigen sus malas palabras a los amigos. Es decir, que los lazos de confianza entre amistades permiten una flexibilidad más amplia en los usos del lenguaje casual.

También, un 36% las dicen a sí mismos. Así, mucha gente lo hace para decirse cosas positivas; o bien, les permite liberar las emociones que provocan las situaciones del día a día.

Un 25% las dice frente a sus familiares, un 16% ante sus compañeros, 11% a su pareja y un 5% a padres y jefes, cada uno.

Noticias relacionadas

Dejar comentario