LifestyleNegocios

Gobierno de Francia busca regular “influencers”

El Gobierno de Francia busca regular a las personas llamadas “influencers” y evitar fraudes al consumidor, publicidad engañosa o malas prácticas, como no mencionar que cierta marca les paga por el producto que publicitan.

De acuerdo con el Ministerio de Economía, hay unos 150 mil influencers en el país galo y, aun cuando no están claros los criterios para definirlos, el 44% tiene entre mil y cinco mil seguidores –se considera de nivel medio. Mientras que, las estrellas (más de un millón) pueden llegar a cobrar grandes sumas por una publicación o una historia en una red social.

Algunos escándalos que se presentaron, por ejemplo, son el de la modelo Nabilla, con 8,1 millones de seguidores, quien pagó 20 mil euros de multa por prácticas comerciales fraudulentas, es decir, publicitó servicios en bolsa sin mencionar que se le pagaba para ello. Otra bloguera, Emma CakeCup, promocionó unos AirPod más baratos que los de Apple cuando en realidad eran de la plataforma Aliexpress.

Por tal motivo, el gobierno decidió regular la actividad y el negocio de los influencers para establecer una serie de derechos y obligaciones. Entre las acciones que implementó es una consulta pública para recabar ideas y elaborar un código de buena conducta y regular esta actividad.

Hasta el 31 de enero, la ciudadanía francesa podrá emitir sus opiniones sobre once medidas agrupadas en cuatro grandes temas. Luego de conocerse los resultados, las medidas se empezarán a aplicar en marzo.

“El objetivo de esta consulta es muy claro: proteger al consumidor, impedir que engañen a sus seguidores y acompañar a los influencer que son responsables» pero también «sancionar a los que no respetan las reglas y este código de buena conducta», agregó el ministro de Economía, Bruno Le Maire.

Gobierno de Francia busca regular “influencers”
Objetivos de la regulación

Los objetivos que busca regular son:

  • Dar una definición legal del influencer como creador de contenidos y de sus agentes, así como de sus derechos y obligaciones.
  • Imponer un contrato escrito y una serie de obligaciones establecidas entre estas figuras públicas y las marcas o las agencias con las que trabajan.
  • Crear un sitio de información para los profesionales del sector y protegerlos.
  • Reforzar las obligaciones de las plataformas digitales o la creación de una «guía de buenas prácticas» y una página web dedicada a los creadores de contenidos.
  • Crear una marca de reconocimiento o promoviendo la constitución de una federación profesional.
  • Luchar contra las prácticas comerciales ilícitas, los fraudes al consumidor y la publicidad engañosa.

Le Maire considera que el papel del gobierno para con los influencers es «acompañarlos correctamente, sin hacer pesar obligaciones desproporcionadas al sector». El problema que acusa el país galo es que, en la mayoría de las ocasiones, no se revela con claridad la relación comercial o el interés oculto que existente entre estos y la marca que promocionan.

Gobierno de Francia busca regular “influencers”
Reflexiones de los diversos sectores

Diversos sectores, entre ellos abogados, representantes, agencias de marketing, marcas, etcétera, reflexionan sobre que los métodos publicitarios son cambiantes. Los servicios de comunicación audiovisual evolucionan de forma muy rápida y, por ende, aparecen nuevos hábitos de consumo. Esto resulta difícil para el legislador, es decir, regular una actividad que está sujeta a constante evolución.

Por otro lado, están los ingresos que perciben personas profesionistas o empresas alrededor de los influencers, como las publicistas, gestores, abogados, asesores y representantes, vendedores de seguros, especialistas en merchandising, editores, compañías de software, plataformas de monetización, editores de vídeo, entre otras.

NOTICIAS RELACIONADAS