MundoSeguridad

EEUU prohibió usar el antivirus Kaspersky por “seguridad nacional”

Por “seguridad nacional”, la administración de Joe Biden prohibió usar el antivirus de origen ruso, Kaspersky, en Estados Unidos (EEUU).

La preocupación radica en que Kaspersky, siendo una empresa rusa, podría verse obligada a cumplir con los requerimientos de información del gobierno ruso. Es decir, que podría convertir el software antivirus en una herramienta de espionaje, permitiendo el acceso no autorizado a datos sensibles de los usuarios.

El Departamento de Comercio advirtió que, al estar sujeto a la jurisdicción rusa, Kaspersky debe cumplir con cualquier tipo de información que solicite el Kremlin. Entre las peticiones están las del Servicio Federal de Seguridad de Rusia y de agencias de inteligencia del país adversario.

La resolución también señala que la decisión no se relaciona con la capacidad de los productos de Kaspersky para atajar el malware de los atacantes. Más bien, se centra en características que podrían utilizarse por un adversario extranjero, en este caso Rusia, para dañar estratégicamente a Estados Unidos.

Por lo tanto, el software antivirus dejará de estar disponible para la venta a clientes particulares y corporativos el próximo 20 de julio. Mientras que, los usuarios existentes, por su parte, podrán recibir actualizaciones hasta el 29 de septiembre.

El impacto económico en Kaspersky aún no está claro, pero las autoridades estadounidenses prevén sancionar a quienes vendan sus productos después de dichas fechas.

Aunque los usuarios actuales no enfrentarán sanciones por usar el software de Kaspersky, sí se quedarán sin actualizaciones en tres meses. Tampoco podrán renovar sus licencias. El Departamento de Comercio recomendó a los ciudadanos buscar alternativas “de inmediato”.

Al respecto, Kaspersky emitió un comunicado en el que afirma no estar involucrado en actividades que amenacen la seguridad nacional de Estados Unidos. Igualmente, destacó que proporcionó protección contra diversas amenazas a los intereses y aliados estadounidenses. Además, cuestionó el proceso del Departamento de Comercio para llevar a cabo su investigación.

Algunos respaldan la decisión, argumentando que la empresa rusa podría ser utilizada para el espionaje del gobierno de Rusia. Por otro lado, hay quienes consideran que la medida se basa en preocupaciones teóricas y no en una evaluación exhaustiva de la integridad de los productos y servicios de Kaspersky. 

Noticias relacionadas